Alberto Durero, artista famoso del Renacimiento alemán

Anuncios publicitarios
Anuncios publicitarios

Alberto Durero – Entre Italia y Alemania

Alberto Durero (1471-1528) Hijo de un orfebre húngaro emigrado a Núremberg, pasó ligado a esta ciudad toda su vida de una forma u otra. Su padre fue el primero que le empezó a enseñar el oficio de la artesanía, el crear y esculpir al gusto y voluntad sin más límites que la imaginación.

Alberto Durero o Albrecht Dürer, como es conocido en alemán, conoció el arte alemán de la mano de su padre, que fue el primero en enseñarle y mostrarle los grabados flamencos, del gótico tardío, mediante el cual, fue como empezó con la pintura. El arte flamenco estaba intrincado en los pintores alemanes, los cuales recreaban ese estilo y lo adaptaban a sus obras.

Pero en aquella época, una fuerte corriente, tanto económica y cultural, se venía mezclando con Italia, en donde había nacido allí un nuevo estilo, el renacimiento, y poco a poco, estas ideas humanitarias fueron llamando la atención de un joven Durero, que sentía curiosidad por ese nuevo estilo y las ideas que en él portaba, ya que era el contrapunto al estilo alemán.

te puede interesar:

Los países de Centroeuropa siempre habían albergado un estilo más conservador, donde la tradición siempre imperaba sobre los nuevos pintores, los cuales no habían recibido hasta el momento ninguna influencia extranjera, hasta que llegó Alberto Durero, que empezó a introducir las figuras clásicas, la viveza de la escena y los mejores rasgos de la plenitud del humanismo italiano floreciente en la época.

Conocido como el mayor y mejor representante del renacimiento alemán, no es por casualidad, ya que se le considera el introductor de este estilo artístico en Alemania. Gracias a sus viaje que realizo a Italia, fue consiguiendo ser el aprendiz de numerosos pintores renacentistas de la época, lo que le llevó aprender sus técnicas y estilos, y luego adaptarlas a las viejas tradiciones alemanas.

Alberto Durero 2Con esta unión del estilo empírico de los detalles, de la perfección de la figura, con los aspectos más teóricos del estilo alemán. Aunque sus comienzos no fueron como él lo había imaginado y comenzó desde lo más bajo de la profesión.

Trabajar en imprentas realizando las ilustraciones de los trabajos de otras personas era uno de los oficios por el que todo aprendiz debía de pasar, Alberto pasó y también supo captar la esencia de su oficio para llevarlo a un nivel superior, donde las clásicas xilografías fueron elevadas a obras de arte a medida que fue perfeccionando su arte.

Una vez acabado su primer aprendizaje en Núremberg, comenzó a viajar y aprender de otros maestros, su primer viaje le llevo tras la pista de Martin Schongauer, un reconocido pintor y grabador alemán, aunque llegó un año después de su muerte, los familiares del fallecido le indicaron otros sitios donde buscaban gente y que podía seguir aprendiendo, así llegó a Basilea.

Anuncios publicitarios

Allí pudo trabajar y aprender realizando diferentes ilustraciones en las que se pudo ver como su trazo y perfección eran fuera de lo común, y del estilo de la época, guardando un cuidado detalle en las formas y los rostros.

En 1494 dio un nuevo giro la vida de Alberto Durero, regresó a su Núremberg natal pero por poco tiempo, ya que inmediatamente comenzó a preparar su viaje a Italia para conocer más de ese nuevo estilo que estaba entrando con fuerza en el mundo.

Su viaje solamente duró 1 año y tardaron otros 10 para que volviera a pisar aquellas tierras, pero su corta estancia le ayudo a mejorar su estilo y proyectarse como uno de los mejores pintores de la época, donde sus trabajos con el grabado y la xilografía, además de sus numerosos retratos, le ayudaron a asentarse en Núremberg con gran fama y capacidad económica.

Alberto Durero 4_optDel primer viaje ya volvió con una idea estética clara, le había encantado lo que había visto en Italia y necesitaba poder seguir evolucionando en el arte renacentista, por ello, en 1505 volvió a viajar a Italia, donde conoció al gran maestro Giovanni Bellini, que junto a otros artistas del momento, le tomaron como aprendiz para enseñar las mejores técnicas del renacimiento, así como saber diferenciarlas y lograr las perfecciones geométricas que este estilo hace gala.

Esta estancia de dos años en Italia le sirvió para dar un nuevo giro a su carrera artística, definiéndose cada vez más por el renacimiento pero creando su propio estilo, el renacentismo alemán, que cada vez tenía menos de alemán y más de italiano.

Durante los siguientes 10 años, su fama en Núremberg y en toda Alemania es más que reconocida, donde ha realizado encargos para las familias más prestigiosas de Alemania, realizando retratos familiares o personales por grandes sumas de dinero, y también ha trabajado para la iglesia con numerosos retablos y cuadros con motivos religiosos.

Su último gran viaje lo encontramos cuando Carlos I iba a ser coronado emperador del sacro imperio romano germano, ya que con este cambio de Rey era más que posible que perdiera la paga que le tenía asignada cada mes, y por lo que decidió visitar al nuevo monarca en su coronación.

Después de viajar a los países bajos y compartir con ellos experiencias y consejos, se presentó ante el monarca del que salió muy contento y agradecido, ya que no sólo había conservado su paga, si no que había aumentado al regalarle al nuevo monarca varios de sus cuadros y este quedara muy asombrando por la gran calidad del trabajo.

Alberto Durero volvió a su natal Núremberg a quienes les regaló una de sus mayores obras, Cuatro Apóstoles, una de las últimas creadas por el artista y donada a la ciudad en agradecimiento al buen trato recibido durante todos los años que había vivido allí.

El merito que se le atribuye a Alberto Durero es que consiguió combinar perfectamente la fuerte tradición alemana, arraigada en siglos de historia con las ideas frescas y renovadoras del renacimiento italiano, creando un nuevo estilo, factible y al que le gusta a todo el mundo, cogiendo los mejores rasgos de cada estilo.

Aquí un vídeo para conocer mas sobre el artista.

 

Anuncios publicitarios
Anuncios publicitarios

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis: