Arte impresionista, movimiento plástico impresionista

Anuncios publicitarios
Anuncios publicitarios

¿Qué es el Arte impresionista?

El arte impresionista  o impresionismo fue un movimiento que surgió en París en el siglo XIX a manera de rechazo a la comunidad artística común de Francia. El nombre proviene de una obra de Claude Monet llamada “Impression, soleil levant”; después de presentarla, se hizo popular el término gracias a una reseña publicada en un periódico de París.

El arte impresionista se caracteriza por una serie de pinceladas pequeñas, finas y visibles para poder representar los elementos del reflejo y refracción de la luz, junto con las cualidades que la modifican. Las pinturas suelen tener un sujeto o alguna especie de movimiento, ya que el impresionismo se dice que proviene del sentido de percepción humana.

Los artistas que desarrollaron el arte impresionista  utilizaron técnicas que consistían en cortas franjas de pintura para poder plasmar la esencia del sujeto dibujado. También se intenta evitar la mezcla de colores; en cambio se intenta crear la armonía entre diferentes matices con la graduación del color de cada pincelada. Se utiliza la técnica del contraste simultáneo para lograr que los colores resalten al espectador.

te puede interesar:

Arte impresionista

Anuncios publicitarios

Otra característica es que los colores negros y grises se fabrican a partir de otros colores; el impresionismo usualmente evita el uso de pintura negra. La pintura se suele aplicar encima de partes que aún no se han secado. Esta técnica permite que se logren bordes y texturas más suaves. Las pinturas utilizadas por los impresionistas para la época venían en presentación de tubos de plástico, lo que sirvió para el transporte sencillo y rápido de las herramientas de pintura para que el artista pudiese espontáneamente ponerse a pintar en un espacio abierto.

Al principio del impresionismo, se acomodaban las composiciones para capturar la atención del espectador. Se difuminó el límite entre el sujeto y el fondo para que la pintura pareciese una fotografía tomada en el momento indicado. Esto fue porque la fotografía como arte comenzó a ganar popularidad y fue un medio poderoso para captar la realidad y los momentos a través de una ilustración, además de la pintura clásica. Se puede pensar que el desarrollo del impresionismo ocurrió como respuesta o reacción a la fotografía, la cual presentaba un “menosprecio” a la habilidad de los artistas de la época respecto a la representación de la realidad.

Los impresionistas buscaron expresar su manera de ver la naturaleza, contrario a la idea de la fotografía, la cual lograba una representación precisa y exacta. El paisaje tenía elementos emocionales y correspondientes al estilo del artista, creando imágenes y composiciones únicas e imposibles de reproducir en una fotografía.

El padre del impresionismo Claude Monet fue un pintor francés que tuvo la pasión de documentar los campos de Francia a través de la pintura. Se basó en los diferentes cambios de luz y en la transición entre épocas del año. Eventualmente se mudó a Giverny para comenzar a ilustrar los paisajes a su alrededor; estos trabajos formarían parte de sus obras más reconocidas. En esta época pintó diversas flores, lagunas, un puente, lirios y caminos naturales con extremo detalle e impecable técnica.

Anuncios publicitarios
Anuncios publicitarios

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO