La libertad guiando al pueblo, un referente al patriotismo

Anuncios publicitarios
Anuncios publicitarios

La libertad guiando al pueblo – Por y para la revolución

La libertad guiando al pueblo (1830). Este cuadro, uno de los referentes a cuanto el patriotismo francés tiene entre sus preferidos, es obra del artista Eugène Delacroix. De estilo del romanticismo, es un lienzo de grandes dimensiones, 2,6 x 3,2 metros, uno de los iconos mundiales de la libertad.

Pintado en un año muy convulso para Francia, donde una revolución había saltado a las calles para buscar la libertad que necesitaban y que iban a perder ante las nuevas medidas propuestas por el Rey.

La revuelta no tenía unos líderes claros, ya que estaban mezclados todos los extractos sociales, por lo que el autor decidió poner como guía y abanderada de la bandera francesa a la propia libertad. En lugar de pintarla difuminada, como se puede ver en otros cuadros de la época, donde se buscaba que la libertad estuviera en un segundo plano, Delacroix elige una forma femenina muy sensual y la coloca justo en el centro del cuadro, además, recibe el mayor foco de luz, por lo que es la guía al resto de revolucionarios.

Las figuras que la acompañan representan a los diferentes sectores de la sociedad que acompañaban a esa revolución, en el cuadro se pueden ver a un miembro de clase baja que porta un sable, un miembro de la burguesía con un rifle de la época y un niño con dos pistolas representando a los miles de niños que callejeaban por las calles de las grandes ciudades de Francia en aquella época.

Anuncios publicitarios

La libertad guiando al pueblo 2_optEl propio Delacroix quiso participar de alguna forma en la revolución y decidió pintar el cuadro y retratarse en él, por ello, al miembro de la burguesía que aparece se le atribuye que es un autorretrato del pintor.

La composición del cuadro consta de una figura triangular, formada por las cabezas del burgués y del niño haciendo vértice con la bandera. Según los expertos, este cuadro también estuvo influenciado por otros de corte político e histórico como el suyo que se habían pintado pocos años antes, como los fusilamientos del tres de Mayo de Goya.

El foco de luz no es real, ya que ilumina unas zonas selectas, pero es un buen recurso para iluminar las figuras clave, en este caso, la libertad y la tricolor, símbolos de la revolución que se había producido poco antes.

Los muertos que hay en el suelo son en su mayoría defensores del anterior rey, pero destaca el que está a los pies de la figura de la libertad el cual está agonizando. Se puede desprender un gesto de aceptación de su destino y de que mereció la pena luchar por ello. Aquella revolución supuso un cambio de dinastía en la corona francesa, algo que mucha gente llevaba esperando bastante tiempo y que costó la vida de muchos franceses lograrlo.

El cuadro tuvo una aceptación moderada cuando fue enseñado debido que aunque fuera del romanticismo, incorporaba elementos algo trasgresores para la época, como ir con la camisa abierta, aunque a su muerte, obtuvo el reconocimiento que le era debido por aquella obra de arte.

 

Anuncios publicitarios
Anuncios publicitarios

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis: