Vasili Kandinsky, destacado por su estilo abstracto

Anuncios publicitarios
Anuncios publicitarios

Vasili Kandinsky – Arte Abstracto como forma de vida

Vasili Kandinsky (1866 – 1944). Nacido en Moscú en el seno de una familia adinerada, vivió una infancia tranquila pero ya sentaría las bases de su amplitud de campo y compresión del mundo.

Debido al divorcio de sus padres, el joven Kandinsky se fue a vivir con su padre, pero mantenía el contacto con su familia materna, gracias a ello, aprendió el idioma alemán gracias a su abuela, lo que serviría en el futuro para emigrar hacía Múnich.

Inició la carrera de derecho y económicas a la par que se casó con Anna Chimyakina, fue nombrado profesor de la facultad de derecho pero dejaría todo poco después por irse a perseguir su sueño, el arte.

Vasili KandinskyEn 1896 rechaza una oferta de trabajo en la facultad y decide trasladarse a Múnich para inscribirse en la escuela de arte de la ciudad, pero no fue admitido, y no fue hasta pasado un año cuando pudo entrar, sorprendiendo a los profesores por su particular estilo. Se comenta que su profesor le obligó durante todo un año a utilizar una gama de grises concretos para sus cuadros, ya que sus colores eran demasiados llamativos siempre.

Durante estos inicios es cuando se comienza a forjar la primera etapa como pintor paisajista, en los la mayoría de ellos estaban compuestos por un esquema similar, con tres elementos bien diferenciados, los cuales daban las referencias básicas del cuadro, y un fondo neutro, que no quiere quitar protagonismo al resto de elementos, los cuales, tradicionalmente son montañas y barcos.

te puede interesar:

Además, tan sólo un año después de entrar en la academia inició los contactos para formar su propio grupo de pintura, en el cual, se verían las influencias vanguardias francesas que inspiraban a todos los pintores allí reunidos. Durante el tiempo que estuvo junto a este grupo, los principales temas en los que trataba Vasili Kandinsky era la Edad Media alemana y las tradiciones de su lejana tierra rusa, donde se puede destacar uno de los pocos cuadros en los que incluyó personas, y es el llamado, Domingos, en él, se puede apreciar varias personas en un domingo de primavera en cualquier pueblo de Rusia. Destaca la aparición de animales, pero sin personalidad y protagonismo ninguno, son simples figurantes en una obra donde se da un particular homenaje al pueblo rural de Rusia.

Por otro lado, se fue potenciando su influencia por el arte abstracto a medida que profundizaba en la teosofía, la cual, tiene una visión peculiar de la realidad, en la que la abstracción juega un papel muy importante para comprenderla. La teoría se basa en que detrás de todas las religiones del mundo, había un único responsable, el cual, es el que dirigía y manda sobre el resto de fuerzas, buscan la verdad fundamental que subyace al ser, el origen de todo, y para ello, sólo es posible mediante una visión abstracta de la sociedad y la vida, donde lo material pasa a un segundo plano.

Anuncios publicitarios

Durante todo este tiempo, hasta la publicación de su libro vital, De lo espiritual al arte, nacido de la profunda meditación y de la evolución que fue sufriendo su personalidad y estilo a lo largo de los años, supo dar un toque espiritual y trascendental a la pintura que hacia.

No por ello quiere decir que incluyera motivos religiosos, ni mucho menos, sino que, poco a poco, fue tendiendo a unos dibujos cada vez un poco más abstractos, en los cuales, ya se empezaba a notar la dualidad del alma y su representación en un lienzo.

Además de probar varios estilos de pintura, las técnicas con los claroscuros fue evolucionando su pintura, pero sin duda, uno de los puntos que cambió su visión fue el inicio de la primera guerra mundial y el divorcio con su primera mujer, lo que hizo que volviera a su Moscú natal.

En esta ciudad ayudo a la revolución trabajando para el comisionado, destinado en la consejería de educación, desde allí, pretendía dar un nuevo sentido a su vida enseñando todo lo aprendido a los jóvenes alumnos de arte que emprendían con total ilusión sus estudios.

Vasili KandinskyEn 1920 fundó junto a otros compañeros el instituto de cultura artística, lo que contribuyó a que se profundizara en el estudio del arte abstracto, lo que también le trajo una serie de enfrentamientos con otros pintores de la época, los cuales apostaban más por un estilo monumental, más visual que entendiera el pueblo, lo que gustó más a los dirigentes del país que hizo que terminara por la salida del país en 1922 de Vasili hacía Weimar.

Su estancia en Alemania no llegó ni a los 10 años, pero sirvió para reforzar sus teorías sobre el arte geométrico en las obras de teatro. Escribió su libro más técnico, Punto y línea sobre el plano, el cual es un referente en las escuelas de pintura debido a la perfección de sus detalles y su elaborado estudio de la materia.

Durante su estancia en Alemania estuvo dando clases teóricas en la Escuela de la Bauhaus, en las cuales se centró más en enseñar a los alumnos que en seguir aumentando su propia obra. La docencia era uno de las actividades preferidas de Vasili Kandinsky, a lo dedicó grandes periodos de su vida en lugares muy diversos.

La llegada de la segunda guerra mundial hizo que volviera a exiliar, esta vez a Francia, donde terminó sus días pintando, donde se estiman que atesoró más de 400 obras durante este tiempo, muchas de ellas, perdidas o destruidas al ser considerado un arte obsceno y de mal gusto, y por lo tanto, después de una exhibición pública, en el que se incluían cuadros de pintores contemporáneos a él, fueron quemados ante el público allí presente.

Una vida intensa en el que se puede ver el acercamiento al estilo abstracto más puro durante los años, según fue ampliando sus conocimientos, fue enfocándose cada vez más a este estilo, el cual ha sido vanguardista a muchos estilos que llegaron durante los siguientes años en todo el mundo.

 

Anuncios publicitarios
Anuncios publicitarios

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis: